Liderazgo Personal: El arte de reconocer el talento propio y su potencial

Conviértase en un ser virtuoso, responsable, despierto, capaz de una reciprocidad total, capaz de cuidarse a sí mismo y a los demás, y prosperar mientras lo hace”.

Jordan Peterson

Después de muchos años de autocrítica hoy puedo presumir de ser una persona altamente sensible. Poseer este rasgo de personalidad dentro de un ambiente laboral como miembro de un equipo o como la “líder” de este no siempre fue fácil. Ser “distinta” a los demás me brindo regalos y desafíos. Podía percibir emociones, intenciones, mensajes entre líneas con facilidad. La búsqueda del sentido en los proyectos y el alto sentido de responsabilidad me daba dirección y también expectativas. Era muy importante para mi sentirme valorada y expresar lo mismo hacia mis compañeros. Trabajar en un entorno de respeto, igualdad y apertura era una necesidad para sentirme en paz. La búsqueda de colectividad y compromiso por el desarrollo profesional y el bienestar individual y de mis compañeros era mi primer gol, por encima de cualquiera de la empresa.

Esa misma condición de mi personalidad me llevo muchas veces a preguntarme que requería ser un buen líder. A tratar de entender porque algunas personalidades de la jerarquía tenían más ambición de poder que otros. Juzgar por qué triunfaba el ser reconocido como “líder” antes que reconocerse el trabajo del equipo. Navegar contracorriente en un tipo de liderazgo donde se piensa que solo hay un líder de grupo y los demás deben de seguirle, acatar sus órdenes, y jugar el enfoque del “palo y la zanahoria”. Preguntarme si yo misma tenía el carácter de “líder” que parecía funcionar.

Las contradicciones entre la cultura organizacional y mi escala de valores me llevo con los años a encontrar las respuestas. Después de un periodo de incertidumbre sobre mi identidad, fui a dar con el proceso de vida que es el liderazgo personal, también conocido como auto-liderazgo. Un liderazgo que nacía desde mi interior y no lo definía un puesto de trabajo. Un liderazgo que conscientemente buscaba como modelo a seguir dentro de mi profesión, pero no lo encontraba. Un liderazgo que integrara cada área de mi vida; con mis hijos, mi esposo, el trabajo, mis relaciones interpersonales. Pero, sobre todo, un liderazgo que resonara con mi autenticidad, con quien soy.

¿Pero qué significa auto-liderazgo? ¿Te has mirado al espejo y preguntado si llevas un líder dentro de ti? ¿Te has preguntado que conforma tu liderazgo personal?

Para poder definir mi propio significado de liderazgo personal me di a la tarea de entender el significado de liderazgo que hoy en día se utiliza en nuestro vocablo común y encontré lo siguiente en una búsqueda por google:

“Un líder es una persona que influye en un grupo de personas hacia el logro de una meta”.

“Alguien que guía a otras personas.: alguien o algo que está por delante de los demás en una carrera o competencia.: una persona poderosa que controla o influye en lo que otras personas hacen”.

“Una persona que dirige un grupo, organización, país”.

Me di cuenta que, si bien todas estas definiciones dan claridad a un rol o posición, encarnar el espíritu de líder no es reflejado en ninguna de ellas. Dirigirse a sí mismo antes que los demás y liderar con el propio ejemplo puede parecer tácito, pero es algo que pareciera muy pocas personas son capaces de llevar a la practica en su día a día.

Fue esta idea que me llevo a sentir más afinidad a la propuesta de liderazgo que ofrece Stephen R. Covey en el prefacio del libro Dale la vuelta al barco! de L. David Marquet:

El liderazgo es el arte habilitador. Es el arte de liberar el talento humano y el potencial. Es posible que pueda “comprar” el respaldo de una persona con un sueldo, posición, poder o miedo, pero el genio, la pasión y la creatividad tenaz de un ser humano solo se ofrecen voluntariamente.

Liderar es comunicar a las personas su valor y potencial de manera tan clara que se sienten inspirados en reconocerlo en sí mismos.

Esta forma de liderazgo, desde mi punto de vista, solo hay una única forma de lograrla y es a través del propio autoconocimiento que lleva a cualquier persona llamarse líder. Si queremos que otros compren lo que estamos vendiendo, no hay influencia más fuerte que mostrarles que estamos totalmente comprometidos en manejar nuestra vida en base a los diferentes recursos que encontramos en nuestro ser (físicos, intelectuales, espirituales, emocionales, interpersonales, financieros) en un esfuerzo para actuar con coherencia y claridad ante los demás y potenciar su efecto.

Es así como surge la definición que tengo sobre el liderazgo personal:

Liderazgo Personal es entonces:

* Un proceso vital al cual todo ser humano puede acceder libremente en el momento que lo decida.

* Conocer o estar en la búsqueda de la misión o significado de la vida, en su tiempo presente y en su futuro.

* Es aferrarse a los valores, creencias y principios que construyen la confianza, motivan, dan dirección y permiten la evolución.

* Es la manifestación pública de nuestra transformación a través de nuestra influencia positiva que parte de las acciones.

* Es el reconocimiento del propio potencial y su impacto en el entorno.

* Es un proceso que proactivamente podemos practicar hasta el nivel que nuestras capacidades y consciencia en el momento presente nos lo permite.

* Un líder no puede considerarse exitoso si usa la crítica, la desacreditación, la culpabilidad y el juicio para manipular a otros en una dirección positiva. Por lo tanto, si queremos avanzar en nuestro liderazgo personal tendríamos que echar a tierra la autocrítica y reconocernos desde una posición neutra como seres humanos.

* Un proceso de liderazgo personal requiere de respeto, compasión, empatía, humildad, valentía, curiosidad, conexión, visión, aceptación, cuestionamiento, transformación, cuidado, amor propio, persistencia y disciplina en mantener las promesas en el día a día. Es un estilo de vida.

* Es un aprendizaje de vida. Es necesario invertir tiempo y ser completamente honestos en la auto investigación que el proceso requiere. Leer, escuchar a quienes llevan ya un camino en esto. Cuestionarse aporta a crecer en consciencia. ¡Pero el conocimiento que no es aplicado, no es poder!

* El objetivo del auto-liderazgo es navegar por sí mismo, centrado, no reactivo, incluso en circunstancias difíciles. Aunque la resistencia se presente y sea persistente, desarrollar la suficiente voluntad para seguir adelante y promover el bienestar.

Para resumir, como dice James M Kouzes y Barry Z en el libro “El desafío del liderazgo”:

No puedes guiar a otros hasta que te hayas guiado a ti mismo a través de una lucha con valores opuestos. Cuando aclaras los principios que regirán tu vida y los fines que buscarás, le das un propósito a tus decisiones diarias.”

Herramientas para empezar un camino de liderazgo personal

El proceso del liderazgo personal se centra en poner atención hacia uno mismo. Observar y manejar los pensamientos, emociones, acciones y comportamientos. ¿Cómo hacerlo? ¿Por dónde empezar?

* Trae a consciencia los valores y fortalezas que rigen tu vida. Reconoce cuáles de ellos marcan tus acciones, tus decisiones, tus motivaciones.  Puedes empezar aquí

* Reconoce tus emociones. Las emociones crean acciones u omisiones. Descubre que hay detrás de cada emoción. Aquí

* Revisa tus creencias que te limitan o te movilizan. Conocerlas te permitirá la reflexión del poder que tienes de elegir. Aquí

* Escribe como se ve tu presente y cuál es la visión personal que tienes sobre tu liderazgo en cada área de tu vida. Crear tu propio mapa te guiara al lugar donde quieres estar en un futuro. Ejemplos Aquí y Aquí

* Poner atención plena a tu cuerpo y a tu mente. Entre más conectado estés con quien eres, más conciencia tendrás de tu resistencia al trabajo que requiere evolucionar. La meditación, la danza, el ejercicio físico, las artes, conectar con la naturaleza son algunas prácticas que pueden apoyar el camino a lograr ser líderes desde el ser y no el hacer.

* Cuestionarse todo el tiempo e investigar todo aquello que quisiéramos mantener escondido. Puedes iniciar un proceso de coaching Aquí, o empezar haciéndote las siguientes preguntas:

Preguntas Coaching

Del libro Liderando de adentro hacia afuera de Samuel D. Rima,

¿Sabemos cuál es nuestra misión personal con la misma claridad que conocemos nuestra misión organizacional? ¿Si no, porque no?

¿Ejercemos constantemente influencia sobre nuestras propias vidas?

¿Podemos influir en nosotros mismos para hacer los cambios necesarios para ser líderes humanos y líderes más productivos y efectivos?

¿Tenemos la capacidad de influir en nosotros mismos para cambiar los hábitos y prácticas destructivas que pueden estar evitando que alcancemos todo nuestro potencial?

¿cómo examinamos exactamente nuestros comportamientos y entendemos cómo reflejan o revelan nuestros valores?

Mi propuesta:

¿Cómo sería tu vida si te consideraras líder y practicaras el liderazgo de dentro hacia afuera?

¿Qué obstáculos te desafían y a la vez te harían crecer, para que pudieras asumir tu parte de impacto en el mundo?

¿Por dónde puedes empezar sabiendo que tienes la libertad para decidir ser el líder de tu vida?

Gracias por leer,

Edith

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s