El día que abrace mi cuerpo. Un momento de gratitud!

El valorarse y aceptarse tal y como se es, es un camino de perseverancia, de cambio de foco, de alimentar el amor propio como se riegan las plantitas diariamente, pero sobre todo de aprendizaje y de gratitud a quien siempre va contigo: Tu cuerpo.

Mi Manifiesto para el 2020

Crecer, amar, dejar fluir, practicar la curiosidad, estar presente, dar, trascender mis apegos, soltar y disfrutar la travesía.

Los Prejuicios: Aprendiendo a Desaprender

Prácticas de reconocimiento con las cuales podemos detectar prejuicios y quebrar historias en segundos que nos llevan al sufrimiento, al ataque, y a poner un caparazón de autodefensa.